dimarts, 3 de maig de 2016

El desayuno

Algo tan importante como saltarse el desayuno de forma regular puede incrementar el riego a padecer càlculos biliares. A causa del ayuno de la noche, la vesícula se satura de coleterol, debido a que la bilis es retenida en ella demasiado tiempo, aumentando así la posibidildad de que se formen cristales.
la falta de desayuno hace que los intestinos permanezcan inmoviles durante las horas de la mañana, por lo que los metabolitos tóxicos de la bilis permanecen en el colon. por eso, lo mejor es consumir la fibra en el desayuno. asi que ya sabes , incorpora siempre que puedas una buena dosis de salvado de avena o copos de cereal, germen de trigo muslis. a tus desayunos.