dimarts, 13 de setembre de 2016

Noticias 13/09/2016

¿Te vienes al primer restaurante de comida impresa?
Se llama Food Ink., y de momento esta en Londres. De momento, porque es lo que se llama un restaurante pop-up: un espacio temporal e itinirante que pasará en los próximos meses por Barcelona, Berlín, Roma, Nueva York y París; entre otras muchas ciudades del mundo.
Y ahora, la chicha: ¿qué de de comer esta gente tan moderna?. Exquisiteces salidas de impresoras 3D portátiles que, a menudo, presentan también un toque tecnológico en sus formas. Cualquier comida que pueda convertirse en una pasta imprimible sirve, y eso permite a diferentes chefs de prestigio imaginar recetas que se combinan con alimentos tradicionales en platos muy atractivos,: La experiencia tradimensional sale por unos 300 euros.



Resultado de imagen de comida impresa Food Ink Resultado de imagen de comida impresa Food Ink                      

Eyesynth, o cómo "ver" con los oidos
Las gafas Eyesynth no recuperan la visión del invidente, pero pueden ser una herramienta que amplie su independencia y mejore su interacción con el entorno. Lo que hacen es representar información visual precisa en forma de sonido. Pueden encargarse en www.eyesynth.com. Los invidentes pueden obtener una comprensión visual de su entorno inmediato gracias a su sonido de oído. Es lo que defiende Eyesynth, una firma española que ha creado un dispositivo que permite a los ciegos identificar formas y espacio, medir la profundidad y localizar objetos con precisión. El invento consiste en unas gafas que registran el espacio que nos rodea en tres dimensiones. Un microordenador procesa esa información y la convierte en audio comprensible para el invidente, que puede interpretarlo tras un breve entrenamiento para discernir los diferentes sonidos. El sistema no requiere auriculares. Un par de almohadillas de goma suave tocan la cabeza y transmiten el sonido a través de los huesos de la cabeza, lo que deja los oídos libres para otras cosas.
Resultado de imagen de Eyesynth                                                             

Superbacterias contra el cáncer
Programas para destruir tumores
Un equipo de investigadores del Intituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de California, en Sant Diego, ha ideado una bioarma que permite atacar a las células tumorales in situ. La técnica consiste en inocular cepas inofensivas den bacterias Escherichia coli que han sido programadas geneticamente para liberar sustancias autitumorales que solo atacan a las células malignas. Para ello, han aprovechado que algunos microorganismos prosperan y tanbién a acumularse en entornos pobres eb oxígeno, como los tumores.
Directas al objetivo: Según indican en la revista Nature, las bacterias pueden modificarse para producir moléculas capaces de estimular el sistema inmune, destruir la membrana de las células que integran el tumor o inducir en ellas el suicidio programado o apoptosis. Los ensayos, realizados con ratones, muestran que esta estrategia reduce los tumores hepáticos más eficazmente quen si se usan solo fármacos.

Desde la revista "Muy Interesante" Vyara