dimarts, 10 de febrer de 2015

LAVANDERA BLANCA

LA AMIGA DEL INVIERNO Llegan los meses de las lavanderas. Con la entrada de los mayores frios, este bello y estilizado pájaro se acerca a los pueblos y ciudades, donde es habitual verle en parques y jardines. Las lavanderas (Montacilla alba) son una especie campestre, ligada a los cursos de agua y zonas húmedas, pero en esta época del año muchas del norte de Europa se refugian en España y las naturales de la peninsula Iberica se desplazan hacia zonas bajas, huyendo de las frias zonas de montaña. Así, se hacen muy abundantes en los entornos habitados. Bastará poner un poco de atención para distinguir a este pájaro inconfundible, que alterna colores grises, blancos y negros y luce una larga cola con listas blancas que mueve continuamente, sobre de todo de arriba a abajo. Es habitual verla caminando por el suelo, con ligeros pasitos y mirando a un lado y otro mientras busca alimento. También hace pequeños vuelos y saltos a ras del suelo buscando comida. Su dieta consta de una gran variedad de insectos terrestres y acuaticos, aunque destaca el consumo larvas y adultos de moscas y mosquitos, por lo que, como otras especies de aves, es una aliada del jardinero. Aunque las lavanderas se mueven en solitario o en parejas como mucho, tienen sin embargo, costumbres comunales durante la noche. En invierno es habitual que cientos de allas se reúnan al caer el sol en árboles que usan como dormideros. Sin duda una de las mejores formas de atrer a este gracioso pájaro al jardín es proveeerle de algo de agua. Una fuente, un regato de miniatura o un pequeño estanque, al que se acerquen ls insectos, seran el objetivo perfecto para que lo visiten las lavanderas. Este mes además, comienza el cortejo previo al emparejamiento. Lo realizan en el aire, en grupos de dos o tres machos revoleteando y jugando detras de alguna hembra.

Font de mi Jardín               NATIVITAT