dimarts, 3 de febrer de 2015

EL MITO EL CHUPA-CHUPS

Estrenamos año y el rigor de los frios invernales con una de las aves más pequeñas, curiosas y menos conocida de nuestros entornos urbanos y rurales. Es el mito (Aegithalos caudatus), un diminuto e inquieto pajarillo insectívoro caracterizado por su larga cola. Su pequeño y rechoncho cuerpo de apenas 12 centímetros, contrasta con la larga cola, hasta el punto de que entre los aficionados a las aves todo el mundo le describe de una forma bien llamativa: el chupa-chups con alas. El mito habita por casi toda España. Se agrupa en bandos no demasiado numerosos, pero muy ruidosos y confiados ante el observador. Por eso es un ave muy fácil de abservar, siempre que se tenga el ojo preparado para distinguirlo. Como ya hemos comentado aquí varias veces, tenemos tendencia a llamar "gorrión" a cualquier pajarillo que vemos en los jardines. Y eso nos impide disfrutar de la gran variedad de colores y comportamientos que tiene la gran familia de las aves pequeñas. El mito es además, un gran amigo del jardinero. Es eminentemente insectivoro, capaz de localizar diminutos insectos y arácnidos sobre las hojas y ramitas del arbolado, mientras bulle incansablemente sobre él. Es un limpiador natural que no destaca por su sonido, pero sí por las casas que construye. Son nidos alargados y cerrados, con un pqueño orificio superior y fabricados con pelos, telarañas y musgos y camuflado con líquenes. Y aunque miden unos 20 cm. por 15 cm., están tan bien camuflados que raramente nos damos cuenta de que están en los árboles. Una buena manera de atraer y ver al mito es colocar comida en el jardín. Son lo más efectivo y más apropiasdo en invierno, son esas mezclas de grasa y semillas preparadas para colgar-! lejos del gato!- que se venden en sitios especializados y aportan calorías extra en los meses invernales.
 Font de mi jardín
NATIVITAT
Chupa Chups Mini Mega Lollipop Containers: 3-Piece Set