dimecres, 3 d’octubre de 2012

¿Será posible un viaje a lo Star Trek?

Parece una locura, un sueño, pero hay quien lo ve factible y se lo ha tomado muy en serio. Este proyecto en cuestión, la nave, se valdrá de un motor de propulsión iónica, que estará alimentado por un reactor nuclear de 1,5GW de potencia que dotará a la nave de una aceleración constante para que ésta pueda desplazarse. Además, otros tres reactores nucleares servirían para alimentar el resto de sistemas de la nave. Los avances tecnológicos harán que cada 30 años se pueda construir una nueva generación.
El ingeniero en cuestión, líder del proyecto, lo tiene todo pensado, incluso sobre el presupuesto, que contaría con la implicación de la NASA. No sería la primera vez que ideas tan singulares consiguen hacerse realidad.

Alfonso