dimarts, 9 d’octubre de 2012

Margallo cree que el camp nou proyectó mala imagen de España

Las circunstancias que acompañaron la celebraron la celebración del partido de Liga entre el Barça y el
Real Madrid del pasado domingo fueron ayer más comentadas que el vibrante juego o el resultado-
empate a dos- del encuentro.
El mosaico con la gran bandera catalana que se vio al inicio en el camp Nou o los cánticos indepententistas
del minuto 17 de cada mitad provocaron que el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-
Margallo,dijera ayer que las exhibiciones nacionalistas "perjudican" la imagen de España.
Tras la inauguración de un seminario en la casa de América de Madrid y preguntado sobre si el espectáculo
independentista del domingo perjudica a la imagen de España, el ministro aseguró:
"No tengo la menor duda de que perjudica".
La visión de García-Margallo es muy diferente a la que tienen a la que tienen en el gobierno catalán.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, subrayó el "civismo y las buenas maneras" de los aficionados
azulgrana que durante el partido con el real Madrid exhibieron banderas independentistas y reclamaron la
independencia, y dijo que ello "demuestra mucho de cataluña como país".
Mas quisó subrayar también que "en un momento en que hay cierta tensión política, con proyectos claramente distintos dentro del conjunto del Estado, la gente de este país, la afición del Barcelona,
demostró un gran civismo y muy buenas maneras".