dimecres, 12 de març de 2014

Evolucionar duele

Cuando nuestros ancestros comenzaron a andar erguidos, se dió un gran paso en la historia. Pero el precio lo estamos pagando en forma de dolores de columna, espolones y obesidad.
Para algunos investigadores, la curvatura anormal que presenta la columna de Lucy, (perteneciente a un grupo prehistorico aaustralopiteco) quien vivió hace 3,2 millones de años, es una evidencia de las que se conocen como las "cicatrices de la evolución"; es decir, todas aquellas afecciones que padecemos por caminar erguidos y tener la anatomía qque hoy nos caracteriza como Homo sapiens sapiens.

Alfonso

Extraído de la revista Quo.