dimarts, 11 de març de 2014

El cine se moja por los más vulnerables

Javier Cámara y otros actores y directores de prestigio internacional se alzan como embajadores de la aplicación de una tasa a las transcciones financieras destinada a paliar la pobreza en el planeta. Acabar con la pobreza desde la riqueza.Es el espíritu equitativo que, ya a principios de los años 70, en palabras del premio nobel de Ciencias Económicas James Tobin, sugería la creación de un impuesto sobre transacciones financieras que repercutiera directamente en favor de los más pobres.Diversas oenegés mundiales suscriben desde hace años la campaña de la tasa Robin Hood, que persigue la implentación de dicha meta de justicia social que los gobiernos no han llevado aún a cabo. La tasa propuesta prevé la aplicación desde el 0,005% al 0,05% sobre el valor de las transacciones financieras internacionales.La recaudación, canalizada por los gobiernos que aplicarían la medida, se destinaría a paliar la pobreza en los países menos desarrollados, y a poder llevar a cabo medidas contra el cambio climático en el conjunto del planeta. Para respaldar la verdadera implementación de dicha tasa, cinco actores europeos, entre los que se encuentra Javier Cámara, ganador del goya al mejor actor, o David Yates, director de las últimas entregas de la saga cinematografica de Harry Potter, se han unido para realizar un corto que muestra el beneficio que tendría la aplicación del impuesto.Noticias del futuro, un trabajo auscipiado por Oxfam Intermón, muestra el beneficio de la aplicación de la Tasa de Transferencias Financieras,bautizada por la sociedad civil europea como tasa Robin Hood.En el filme, "Javier Cámara es un bandequiero representante español que defiende cómo una pequeña tasa