dimecres, 9 de gener de 2013

Un perro amor de niño

El primer mito que tenemos desterrar de nuestra mente es el de que nosotros somos los líderes o los jefes de la manada . Este concepto es demasiado peligroso , al creernos el jefe  creemos que podemos imponernos a la fuerza.No podemos permitir a nuestros hijos jugar a molestar al perro, los perros son seres vivos y son muy sensibles al manejo. A los perros se les tiene que utilizar un tono de voz adecuado , no hace falta que les chillemos.

Annie