dimarts, 8 de gener de 2013

El gigante del bosque: las secuoyas.




     En una suave pendiente de la zona sur de la Sierra Nevada californiana, a unos 2100 metros  sobre el nivel del mar se yergue un árbol colosal. Es tan grande que aunque uno incline la cabeza hacia atrás es imposible verlo entero. Se trata de una secuoya. Estos árboles pueden llegar a medir hasta 75 metros de altura..
Pueden tener hasta 2000 millones de hojas. Estos árboles crecen a lo alto y desarrollan copas anchas porque compiten con otros árboles por la luz y el agua. A diferencia de lo que ocurre con mamíferos y aves, las secuoyas siguen creciendo hasta despueés de alcanzar la madurez sexual. Además tienen una enorme longeviad, debido a que han sobrevivido a todas las amenazas que podrían haber acabado con ellas: su enorme fortaleza impide que el viento las tumbe; sus cortezas están bañadas por sustancias que las protegen de los hongos. Los incendios también bemefician a las secuoyas, ya que acaban con otros competidores y además abren sus piñas, lo que hace que liberen semillas  que arraigarán gracias al sol y a las fértiles cenizas. Por todo ello, las secuoyas pueden llegar a vivir más de mil años.

Font  Nacional Geografic

Pedro