dimarts, 28 de febrer de 2012

Los nutrientes que cuidan el celebro

VITAMINAS Y OMEGA-3 EVITAN QUE SE CONTRAIGA


Los ancianos con niveles altos de ácidos grasos omega-3 y vitaminas B, C, D y E en la sangre conservan mejor sus capacidades intelectuales. Además, su celebro es de mayor tamaño que el de laas personas con niveles bajos de esas sustancias. Tras medir los niveles de 30 nutrientes en la sangre de 104 personas con una edad promedio de 87 años, los investigadores de la Universidad de Salud y Ciencias de Oregón (Estados Unidos) afirman en la revista Neurology que las vitaminas mencionadas colaboran entre sí para proteger el celebro. En general, los participantes del estudio eran personas con un nivel educativo alto, que no fumaban y que se encontraban con buena salud. Tenían relativamente pocas enfermedades crónicas, y no padecían problemas de memoria ni de pensamiento. Al envejecer se produce cierta atrofia o encogimiento del celebro, que es mayor en las personas que sufren síntomas de declive mental. Los ácidos grasos omega-3, que se hallan en alimentos como la sardina o las semillas de lino, se asociaron con mayores capacidades para planificar, concentrarse y resolver problemas, y con menos cambios en la materia blanca. En cambio, las personas que ingerían cantidades elevadas de grasas trans-propias de las margarinas y otros productos con grasas parcialmente hidrogenadas-obtuvieron peores resultados y tenían celebros más pequeños.


CUIDADOS NUTRICIONALES PARA LAS ENCÍAS INFLAMADAS


El tipo de dieta que se sigue influye en los mecanismos de defensa del tejido gingival. Un tejido sano evita la penetración de bacterias bucales y previene, por lo tanto, la inflamación de las encías por infección.

Las deficiencias de vitamina C, ácido fólico y cinc aumentan la permeabilidad de la barrera en el llamado surco gingival, un espacio en forma de V plena que rodea al diente. Incrementanm, pues, la susceptibilidad a la enfermedad periodontal. También se ha observado una relación con el déficit de magnesio, ácidos grasos omega-3, calcio y potasio.

Sin embargo, aunque las deficiencias nutritivas se relacionan con la incidencia y la gravedad de la enfermedad, los nutrientes por sí solos-en forma de suplementos-no la curan. Contribuyen a ella también una mala higiene oral, la acumulación de una placa importante, la insuficiencia de saliva y otras enfermedades concomitantes.

Productos lácteos. Al ser ricos en calcio, los investigadores han observado que una ingesta suficiente de ellos (la recomendada en la pirámide nutricional) disminuye periodontal.

El tratamiento dietético del paciente con enfermedad periodontal sigue unas directrices muy similares a las utilizadas en la prevención de la caries: se centra en una dieta equilibrada, que modifica las fuentes y las cantidades de hidratos de carbono fermentales e integra prácticas de higiene oral. Las comidas y tentempiés deben ir seguidos de un cepillado o un enjuage enérgico de la boca con agua. Hay que intentar evitar tomar bebidas con gas a sorbos duranre un tiempo prolongado, los temtempiés frecuentes y mantener mucho tiempo caramelos en la boca. Por otra parte, los temtepiés <> tienen a contener una concentración de azúcares simples mayor que otras opciones grasas. Tomar un trozo de queso al final de la comida o con un temtepié es un ejemplo de estrategia para reducir la caries y la enfermedad periodontal cuando se consumen estos alimentos.


Revista : "Cuerpo mente"


Vyara