dimarts, 14 de febrer de 2012

Chequea la salud de tu corazón

Tanto en forma física como el bienestar emocional influyen en la salud del corazón, el órgano que genera el impulso que nos mantiene vivos. A cada edad requiere unas atenciones que conviene conocer.

Si el cuerpo fuera el sistema solar, el corazón sería el sol, el órgano que da vida y alrededor del cual giran los demás. La metáfora es del médico William Harvey, que hacia 1625 descubrió algunos de los secretos de la circulación de la sangre. Pero el corazón es mucho más que una bomba mecánica, como se suele decir. Es más bien el director que marca el ritmo de la orquesta. Por eso, si nos propusiéramos como meta mantener el corazón sano, seguramente lograríamos vivir con salud muchos años. Sin embargo, las enfermedades del corazón, aunque son la primera causa de muerte, no preocupan tanto como el cáncer y algunas otras enfermedades. Quizá es así porque la asociación entre el corazón y la vida es muy fuerte.

El cuidado del corazón debe tener en cuenta tanto los aspectos físicos como los emocionales. Además requiere atenciones especiales en función de la edad y el género. Muchas personas, incluso médicos, aún creen que los trastornos del corazón son más cosa de hombres que de mujeres. Los números indican que es más bien lo contrario. En cualquier caso, tomando las medidas adecuadas, hombres y mujeres pueden reducir hasta un 90% el riesgo de patología cardiaca.

Cómo intrepetar los análisis

Colesterol. En peersonas sanas está por debajo de 200mg/dl (de forma más exacta, el valor máximo para el colesterol LDL es de 160mg/dl, y el mínimo para el colesterol HDL es de 40mg/dl). Se consideran valores más estrictos si la persona sufre hipertención u otros factores de riesgo.

Presión arterial. Es normal por debajo de 140/90mmHg. El primer valor o sistólico de la presión máxima a la que se bombea la sangre a través de las arterias. El segundo o diastólico de la mínima.

Azúcar en sangre. Se diagnostica diabetes mellitus si el azúcar sanguíneo seroso en ayunas supera los 110 mg/dl (126mg/dl en plasma sanguíneo) o da un valor ocasional superior a 200mg/dl junto con síntomas de diabetes como sed aumentada.


Revista "cuerpo y mente"


Vyara