dimarts, 29 de novembre de 2016

PROTEÍNAS DE SOJA DE OTRA CALIDAD

Por suerte, estos procesos tienen poco que ver con el tofu o la proteína de soja que podamos elaborar en casa o comprar en una tienda dietética con producto fresco. Tales procesos industriales se refieren en general a la industria alimentaria convencional, que ha encontrado en la soja un auténtico filón. Con la masa de soja a la que se le  han extraído las grasas  y que es muy rica en proteínas se elaboran los llamados productos < light> de la soja, es decir harina, copos, sémolas y pastas con aproximadamente un 50% de proteína y menos de un 1% de grasa. En la cadena industrial se elaboran  finalmente los llamados de proteína de soja, que suelen consistir en polvo proteínico ( incluso con una riqueza del 90% ) destinado a servir de complemento en numerosos productos alimenticios. Sin embargo el producto más curioso obtenido de la maquinaria de la soja es la < Proteína Vegetal Texturizada > ( PVT ). a Través de unos moldes la maquinaria imita cualquier producto existente en el mercado, especialmente los productos cárnicos. Todo empieza en una picadora-trituradora automática de colosales dimensiones mediante un tornillo sin fin presionando la masa. La enorme presión de esta masa de soja de la trituradora hace que se den temperaturas superiores a 200º. 
Ala salida de los tubos de la trituradora la temperatura desciende vertiginosamente, lo que solidifica la papilla de soja; luego la nueva masa es troceada a enorme velocidad por diversas cuchillas giratorias que transforman la papilla en pequeños trozos rectangulares similares a pedazos de carne. Para que estos tacostengan también un sabor que pueda recordar el de la carne se añaden colorantes ( como el < caramelo>  E150, un colorante amarronado de efectos muy poco recomendables ), especias y aromatizantes químicos.
Los productos PVT muestran una de las claves del atractivo de la soja y sus derivados para la gran industria alimentaria. No existe otra sustancia que por ser origen insípida y casi inodora se preste tan bien como sucedánea de otros alimentos y productos; la soja es adaptable a las necesidades de la industria y el mercado. además, su precio es razonable.
                                  font de la revista INTEGRAL                      NATIVITAT