dimarts, 15 de novembre de 2016

dietasana

  El  estrés, la ansiedad, el enfado o la tristeza marcan nuestra forma de comer, que se convierte en impulsiva y poco saludable. Rompe este círculo vicioso a través de una alimentación sana y consciente.
  Tal    y como ya describió Sigmund Freud, padre del psicoanálisis"las necesidades básicas del ser humano son el hambre y el amor".Y ambas están íntimamente relacionadas hasta el punto de que el alimento material y afectivo se entremezclan en todas las etapas de nuestra vida.De hecho, "casi todas las alteraciones de nuestro mundo emocional tienen un reflejo en el modo en que nos alimentamos. Podemos intentar compensar,con excesos o defectos de la comida, un vacío insoportable más ligado a necesidades psíquicas que biológicas",asegura la psicólogas Isabel Menéndez en su libro "Alimentación emocional".
¿QUE ES LA ALIMENTACIÓN EMOCIONAL?
   La relación ente comida y los sentimientos resulta difícil de separar. Es algo que está intrínsecamente relacionado desde que nacemos.Entonces,¿a qué hace referencia este nuevo concepto de alimentación emocional?"Se trata de la relación directa que existe entre emocioñnes y la comida , es decir, efectuar el acto de comer movido por una emoción que experimentamos en ese momento. La comida puede tener un efecto de regulador emocional...continuará