dijous, 18 de setembre de 2014

Pesticidas en frutas y verduras

No hay duda de que el uso intensivo de los pesticidas a partir de la segunda guerra mundial ha mejorado la productividad de la agricultura. Y lo que más importante, ha contribuido a garantizar nuestros suministro alimentarios y a rvitar los daños periódicos que producían las plagas sobre los cultivos. Pero con el tiempo también hemos ido descubriendo que la toxicidad de muchos de estos pesticidas no solo alcanzaba a los insectos, los hongos y las malas hierbas.

Los tomamos a diarios auque en bajas concentraciones.

Además de los propios agricultores, los consumidores tambien estamos expuestos a su toxicidad, sobre todo cuando tomamos de forma continuada alimentos  con una elevada concentración de estas sustancias,  muchas de ellas asociadas con daños hepáticos, del sistema nervioso, el sistema reproductor. O cáncer. para limitar estos riesgos, la autoridad Europea de Seguridad Alimentaria EFSA inició un proceso reevaluación de los pesticidas autorizados, que culminó en 2008 con una gran reducción pasaron de Es posible sin pesticidas.Prueba de ello es la agricultura ecológica. revista Ocu.
sole