dimarts, 2 de setembre de 2014

Curiosidades 2014

¿Quién inventó los polos de hielo?
Un niño de 11 años. Por pura serendipia. Se llamaba Frank Epperson, y un frío día de invierno en 1905 decidió prepararse la que por entonces era la bebida refrescante de moda: agua mezclada con polvos de soda. Preparó su mezcla en un porche con una cuchara de madera, pero a mitad del preceso sus padres le reclamaron en la vivienda. Se olvidó del preparado ya a la mañana siguiente se encontró que su refresco se había convertido en un bloque de hielo. Con la cuchara de palo dentro. lo sacó del molde e informó de sus hallazgos, 18 años después, Frank retomó su invento, lo patentó y se hizo de oro vendiendo polos de hielo de todos los sabores.

¿Por qué los koálas abrazan a los árboles?
En un principio creíamos que lo hacían solo en busca de comida y refugio. Pero pronto se observó que estos simpáticos animales pasaban un 30% de su tiempo en árboles cuya hoja no podían comer. ¿Qué les hacía, entonces, abrazarse a esos árboles? Según una investigación publicada en la revista "Biology Letters", su fin no es otro que refrescarse. Si bien en invierno trepan hasta la copa de los árboles para ocultarse entre las hojas, en los meses de verano, en cambio, quedan muchos más cerca del suelo y es cuando les vemos abrazados a los troncos.

¿ Es posible que el negro sea más fresco en el desierto?
Sí. Cuando el calor del aire exterior supera la temperatura corporal (37 ºC), la ropa negra pernite una mejor refrigeración. En este caso, nuestro cuerpo también emite radiación (sudamos como pollos) y nos viene bien una prenda, que nos permita eliminarla. Una prenda, cuando major absorbe la radiación solar, más radición infrarroja expulsa. El negro es buen absorbente, pero también un gran emisor de radiación. Si hacemos el cálculo de lo que el negro absorbe y le restamos lo que emite a estas temperaturas, y lo comparamos con lo que absorbe y emite el blanco, vemos que la diferencia es mayor en la ropa negra. El negro nos permitirá eliminar más calor.

Vyara desde la revista "Quo"