dimarts, 2 de setembre de 2014

Obra social la Caixa

La caixa ha mudado de piel por exigencia lesgilativa y ha pasado de ser la mayor caja de ahorros de España a una fundación bancarea.Ccambia su forma jurídica. pero mantiene su compromiso social. Mientras el resto de obras sociales naufraga o sobrevive con pocos recursos, la actividad de la nueva fundación la Caixa tiene músculo suficiente para continuar el proyecto, que maneja desde hace siete aós un presupuesto anual de 500 millones. La fundación se alimentará de los jugosos dividendos que cobre Caixabank, Gas natural fenosa y Abertis, entre otros recursos. El año pasado, 8,7 millones de personas se benificiaron de alguna de las 42,450 actividades de la obra social. Entre sus patronos hay prohombres como el mexicano Carlos Slim, César Alierta y Javier Solana.
 Tiene mucho mérito que una entidad privada mantenga semejante compromiso social. Con unos activos de 19,837 millones, se trata de la tercera mayor fundación de mundo. Por encima se encuentra la entidad filantrópica que lucha contra la pobreza infantíl de Bill Gates, fundador de Microsoft, y su mujer también la británica Wellcome Trust, que promueve la investigación biomédica y financia la labor de muchos científicosen Reino Unido.revita actualidad económica.
 sole