dimarts, 5 de juny de 2012

Existió otra humanidad

Antes que la nuestra existieron otras humanidades. Su rastro fue barrido por diluvios y otras catástrofes cosmo-telúricas. Su remota memoria perdura en las antiguas tradiciones, que nos hablan de otros Mundos o Eras anteriores a nuestra Edad de Hierro. Sus restos permanecen sepultados en sedimentos muy profundos o en el fondo de los mares. Pero, en los últimos años, han comenzado a ser descubiertos, remotando hasta épocas cada vez más incocebibles el origen de las manifestaciones culturales y revolucionando todas nuestras concepciones históricas.

Así lo afirmaron todas las antiguas tradiciones- hindú, egipcia, griega, mesopotámicas, mesoamericanas,...- que nos hablan de anteriores Mundos, Soles, Eras o Edades.
Muchos miles de años atrás, y siguendo un ritmo cíclico, una tras otra habrían precedido a la nuestra que los hindúes conocen como Kali Yuga, las culturas mediterráneas como Edad de Hierro, las americanas como Cuarto Mundo  Quinto Sol. Y su inicio, en torno al año 3100 a. C., coincide con el de la civilización faraónica o las otras aceptadas como tales por los histariodores hasta hace poco.
Esta es la razón por la cual, exactamente en esa época, comienza la actual Cuenta Larga del complejo tzolkin o calendario sagrado de los mayas, que ahora llega a si fin. Así es como los mayistas denominan al ciclo cósmico que comenzó el 11 de agosto del año 3113 a.C. y culminará el 21 de diciembre de 2012. Este ciclo de 5125 años es identificado con el Quinto Sol, que- según la mitología maya- corresponde a la actual humanidad. Su fin estaría descrito en términos crípticos en los libros de Chilam Balam.
Según el Popol Vuh, Libro de la Creación maya, con anteriodad al Ciclo o Sol que ahora llega a su fin, existieron otros cuatro Soles o eras, el término de las cuales las correnpondientes humanidades o civilizaciones fueron destruidas por diferentes períodos catastróficos para volver a empezar. Si sumamos la duración de esas cinco eras, de 5125 años cada una , obtendremos un total de 25.625 años. Esa cifra se corresponde con la duración total del Ciclo de Precesión de los Equinoccios, el tiempo que tarda nuestro Sol el realizar un recorridoc completo en torno a su eje o Sol central, conocido por los expertos como Año Platónico. Hoy sabemos que tanto este fenómeno astronómico como el vasto ciclo que le corresponde era conocido por iniciados en la Ciencia Sagrada de varias antiguas civilizaciones, que lo codificaron en sus mitos y alegorías. Mientras el calendario maya otorga un aduración idéntica para los cinco Soles, las grandes tradiciones antiguas- como hindú, la egipcia, la griega, las mesopotámicas o las correspondientes a las diversas culturas mesoamericanas y otras como la hopi o la incaica-nos hablan de cuatro Mundos, Soles, Eras o Edades. Según todas ellas, hace mucho miles de años y antes de ser destruidas, otras tres eras precedieron.

Vyara
revista año cero de la biblioteca