dimarts, 9 d’agost de 2016

Astro

Un reloj solar que funciona sin sol
Porque lo que muestra la Annosphere no es el paso de minutos y segundos, sino el transcurrir de los días y las estaciones, Su creador, el ingeniero estaduounidense John Goodman, se ha servido de engranajes de precisión y un diseño inspirado en el siglo XIX para crear este calendario de sobremesa. Las partes móviles son el disco dorado central y el anillo azul que lo rodea. Desplazándose lentamente, el primero da un giro completo al año y el segundo, al día.
Su juego sirve para observar cómo van creciendo o menguando los dáis según las estaciones, qué catidad de luz recibe una zona de la Tierra en un momento determinado y cuál es la trayectoria solar sobre ella. Indica el momento del amanecer y el atardecer y se va actualizando con el paso de las estaciones. La intención de Goodman era plastar con él los ciclos de tiempo más amplios, que solemos pasar por alto en nuestra vida actual.

Desde la revista "Quo" Vyara