dimarts, 26 d’abril de 2016

Hi-Tech 26 de Abril de 2016

Un testigo indiscreto bajo las aguas

Los peces malos del acuario no se atreverán a mover ni una aleta cuando patruile sus aguas el White Shark MAX, un dron acuático desarrollado por la firma china Deepfar Ocean Technology al que se pueden acoplar cámaras 3D, GPS o un sonar que detecta la presencia y situación de objetos sumergidos.
El cámara del mar. Este vehículo teledirigido se sumerge a una profondidad máxima de cien metros y su batería da para dos horas de trabajo: perfecto para que autores de documentales y fotógrafos obtengan imágenes únicas de la fauna marina. Dado que las ondas de radio no viajan bien por el agua, el White Shark MAX debe unirse por cable a una boya que lo conecta vía wifi a los dispositivos que lo controlan. Sus creadores afirman que la vigilancia de playas y puertos podría encontrarse entre sus futuras misiones.

Lo último en gatgets y electrónica en www.muyinteresante.es/tecnologia

¡Hágase la luz y a imprimir en 3D!

OLO es un dispositivo que imprime en tres dimensiones gracias a la luz blanca que emiten las pantallas de los móviles. Usa una resina que se endurece cuando la baña es luz, lo que le permite ir imprimiendo capa por capa. Te bajas al móvil l aaplicación de OLO (Android, iOS y Windows Phone), que ofrece una amplia selección de diseños; cargas el que deseas; y pones el smartphone bajo la base de la impresora, donde se sitúa el depósito de resina.
Sin necesidad de ajustes previos, la app va indicando al smartphone qué píxeles de su pantalla iluminar y durante cuánto tiempo, según la forma del objeto a crear.
olo-8
Con sus 780 g de peso y sus dimensiones de 17x11x15 cm, OLO cabe donde quieras. Sale en junio y costará unos 90 €

Un patinaje chispeante

Así será el tuyo cuando te calces los EV4, unos patines que integran en cada una de sus botas un motor eléctrico de 350 W alimentado por una batería de iones de litio. Esta combinación te permitirá rodar veinte kilómetros a una velocidad máxima de 15 km/h antes de que dabas recargar o, Dios no lo quiera, tener que patinar a base de esfuerzo. El polaco Jack Skopinski, cabeza pensante de este invento, afirma que su creación es un medio de transporte que competirá con bicicletas y patinetes eléctricos, y que su gran ventaja es uqe puede llevarse en una mochila (aunque pesan casi nueve kilos con baterias). Si los quieres para vacilar  en el parque, son tuyos por 1.300 €.
Patines todoterreno

Desde la revista "Muy interesante" Vyara