dimarts, 19 d’abril de 2016

Caldera

La caldera de Manuel dejó de funcionar un Sabado por la noche, en plena ola de frío. A la mañana siguiente, un domingo , dio aviso a Gas Natural Fenosa, con quientenia el mantenimiento. Inclusoi indicó la piezaque que presuntamente había que cambiar. Yes que hacía unos días, cuando la caldera empezó a dar problemas, vino un técnico de la misma compañiá y advirtió que probablemente habría que termiarcmbiando una vávula, cuya referenciase incluía en un presupuesto. Gas Natural Fenosa contestó que la pieza no podía gestionarse en domingo. Manuel esperó y volvió a llamar el lunes para escuchar que su problema no sería atendido hasta el jueves, aunque quizá podría resolverse antes todo dependía de la disponibilidad de la pieza. Nuestro socio insistió en la urgencia de la reparación, ya que tenia dos hijos muy pequeños acatarrados. Incluso amenazó con llamar al fabricante de la caldera para que la reparasen antes Gas Natural Fenosa le advirtió que entonces no se harían cargo de gasto alguno. Desesperado, Manuel pidiódos horas en el trabajo para irse ese mismo lunes por la mañana a comprar la pieza averiada y ponerla asícuanto antes a disposición de Gas Natural Fenosa. Pensaba que de ese modo los técnicos podrían ir a instalarla esa misma tarde.¡Que va!El nuevo plazo de reparación se acortaba, pero no podían atenderle antes del día siguiente por la tarde, martes.Avería solucionada? Nada de eso. El miércoles volvíoa fallar la caldera.Y Manuel tuvo que vover a esperar hasta el jueves para que viniese otro técnico a repararla. Lamentablemente, la escena se repitió el viernes la caldera volvió a estropearse. Nuestro socioya no podía esperar más. Llamó en eta ocasión al fabricante de la caldera, que rápidamente identificóel problema y procedió a repararla. Ahora deberá reclamar el coste a Gas Natural, con la mediación de OCU. revista OCU sole