dimarts, 28 d’abril de 2015

MIRLO COMÚN (TURDUS MERULA) CANTO NOCTURNO

Hace poco que comenzó oficialmente la primavera, pero los pájaros hace ya tiempo que iniciaron sus cantos primaverales, que anuncian el arranque de una nueva temporada de cía. Y entre ellos está uno que por su color podria pasar inadvertido, pero su canto se convierte en uno de los grandes actores de la primavera: el mirlo común. Es una de las aves más populares y conocidas. El macho es de color negro uniforme con un pico llamativamente anaranjado (como el de la ilustración), mientras que las hembras pasan más desapercibidas entre la vegetación a su color marrón oscuro y pico amarillento o parduzco. Habita en todo tipo de zonas cubiertas por árboles y arbustos, incluyendo las de ciudades y pueblos. Exhibe un vuelo ágil y directo, frecuentemente a baja altura, por lo que a veces lo vemos únicamente como una sombra negra que cruza entre matorrales y zonas de vegetación enmarañada. Se alimenta principalmente de insectos y lombrices, así como de frutos diversos, pero sin duda, el mirlo común destaca por su canto aflautado y melódico. En lugares destacados, defendiendo sus territorios, los machos emiten una larga sucesión de estrofas breves y variadas, con un típico final agudo. Se hace notar también porque en esta epoca del año canta incluso de noche. Por otro lado, cuando se levanta espantado, tiene un reclamo de alarma particular: lanza un cacareo característico compuesto de una sucesión de notas agudas, emitidas de forma acelerada y subiendo de tono, que, en ocasiones, toma por sorpresa al presunto depredador humano. En nuestros jardines el mirlo encuentra un lugar muy apropiado para criar. El nido consiste en una taza de hierbas y hojitas, tapizada de musgos y barro, dispuesto en las ramas de pequeños árboles y arbustos. Si tenemos una fuente o pilon de agua, será fácil ver como acude a beber o refrescarse durante el verano. Font de mi jardín NATIVITAT