dimarts, 14 d’abril de 2015

ABRIL.... LA FLOR EMPIEZA A LUCIR



ABRIL es un mes muy llorón, las precipitaciones son innumerables, aunque muy ligeras. Se trata de un ratito aparatoso y nada más. Pero ese "nada más" es vida. Se trata de la primavera, exultante, imparable y embriagadora. Llegaran las campiñas florecidas, primero con algunas alfalfas y colzas, y despues con avrnas y remolachas, que darán paso, a partir del dia 15, a las amapolas y manzanillas. Eso sin contar con su majestad el cardo que nos horará con muchas especies. Los vichos se despiertan por todas partes. Largatijas, erizos, los apos y alguna culebra es adueñan del suelo. En el aire, los mirlos y ruiseñores cantan de un modo arrebatador. El cuco se escucha nítidamente a lo lejos, y la golondrina vuelve. En todos los sitios, por doquier, los insectos y demás artrópodos se adueñan !de todo! y no, no te librarás del pulgón de abril. Desde ahora hay que programar el sistema de riego para que esté preparado cuando haga falta, ya que, a partir de este momento, los olvidos se empiezan a pagar caros. Todo cambia, todo se renueva, todo es bello para todos..., menos, naturalmente, para la cada vez más mumerosa población que padece alergias. En este mes se las van a encontrar todas, a excepción de la de las Cupresáceas, que aparece de enero a marzo.
NATIVITAT
Font de mi jardín