dimarts, 21 d’abril de 2015

ABRIL ... Y LA VIDA VUELVE AL JARDÍN


Si quieres saber cuándo es abril, la golondrina te lo vendrá a decir".Pocas sentencias son tan acertadas, por verdaderas y por bellas, bellísimas diriá yo, como esta. En abril, uno de los más espectaculares meses del año, vuelve la vida al jardín y a nuestras vidas, toda la vida, !y todo a la vez! Los grupos de árboles de flor proporcionan una sombra con nieve de pétalos incluida.En el huerto de frutales, el aroma de miel y el sonido de abejas y abejorros difícilmente soportable para los alérgicos (o los aprensivos que creen padecer el mal del heno). Las rosas se encapullan, los lilos estallan, los árboles del amor... enamoran. Y en cuando a los animalitos, salen de su letargo al unísono y se adueñan del cotarro. Anfibios, sobre todo ranas y sapos. Reptiles (culebras, eslizones, lagartos y largatijas). Mamíferos, con los ratones de campo a la cabeza. Aves a tuliplén y casi todas cantando a mandíbula batiente: cucos, autilos, mirlos, incluso si hay suerte ruiseñores;y,claro, la protagonista romantica del mes, la golondrina, que aparece en reuniones maravillosas al atardecer, volando tan bajo que te agachas sin querer para que no haya colisiones. ...Y los artrópodos, esos bichitos con patas articuladas (muchas o pocas):insectos, arácnidos, miríapodos, crustácios....Los hay súper beneficiosos, que hay que respetar, protejes y casi mimar (polinizadores), y hay pesaditos y algo dañinos, que hay que controlar, aunque sin sin realizar masacres. NATIVITAT Font de mi jardín.