dimarts, 30 de desembre de 2014

UNA PLANTA PARA LA TERRAZA

Las terrazas y los balcones no permiten disfrutar de pequeños jardines en medio de las ciudades. Para conseguir un espacio armonioso, con plantas bellas en todas las estaciones, hay que tener en cuenta algunos aspectos. Por ejemplo, la orientación de tu terraza: no es lo mismo que dé al norte o al sur, al este o al oeste: elige las plantas que mejor se adapten a la cantidad de luz y sol que recibe la tuya. Además cuentas con estructuras, como los toldos, que te ayudarán a mitigar los rayos del sol, si el problema es el calor. Si en tu región son habituales los vientos fuertes, ten en cuenta que cuanto más elevado sea el piso, más expuestas estarán las plantas. Para atenuar sus efectos, coloca plantas o celosías a lo largo de la barandilla o los laterales. En cuanto a los cuidados que necesitan las plantas, en la terraza tendrás que prestar especial atención al riego. Es más dificil que aprovechen el agua de la lluvia y, además, la planta no puede encontrar agua en las profundidades de la tierra. Eso sí, evita los encharcamientos. La frecuencia del riego varía en función de la estación y del ejemplar, así que te recomendamos que vigiles a menudo el sustrato y riegues cuando lo veas seco. Para evitar que tus plantas pasen sed cuando te vayas, instala un sistema de riego automático, los hay específicos para balcones y terrazas. También es importante añadir nutrientes al sustrato, ya que suelen agotarse antes que en el terreno. Los abonos listos para usar son los más recomendables para la terraza. Aunque menos exigentes que el jardín, las plantas de tu terraza necesitan unos minutos de atención diarios: elimina las hojas y flores secas, airea el sustrato, limpia las hojas si hay mucha contaminación y si detectas algún parásito o síntoma de plaga actúa enseguida ( al estar en un espacio reducido, se contagian antes unas de otras ). Font de mi jardín NATIVITAT