dimarts, 9 d’abril de 2013

Vida psychologies y vida comportamiento

Llegan los partos estéticos
La técnica de cirugía plástica justo después de dar a la luz crece en España
Lo llaman Mommy Makeover en EE.UU., y se ha convertido en una tendencia etética que arrasa. La traducción sería algo como la "remodelación de mamá", y engloba la moda de cirugía estética que se practica en quirófano justo después del parto. Shakira ha sido una de las ultimas famosas en ponerla en práctica: una vez realizada la cesárea, su cirujano plástico procedió a operarla para que estuviera lista y bailara  el Waka Waka de nuevo. Según el Dr. Francisco Gómez Bravo, cirujano plástico, las consultas más habituales suelen ser "por un exceso de piel y grasa en la parte inferior del abdomen". Así, estos procedimientos se centran, básicamente, en tres técticas: cirugía abdominal (miniabdominoplastia o abdominoplastia) y cirugía corporal (liposucción para redefinir el contorno corporal.

Alexitimia
Por alexitimia se conose un trastorno neurológico que impide a las personas indentificar la emociones que experimentan y expresarlas. Se produce por traumaticos craneales, ictus o tumores cerebrales, así como por esclerosis múltiple y párkinson. Afecta a un 10% de la población.

Salir del armario también es sano
Descienden los niveles de ansiedad, depresión y estrés
Declarar a la familia, amigos y allegados que se es gay no suele se una tarea fácil. Para muchos es aún sinónimo de un proceso complicado y doloroso, sobre todo para jóvenes y adolecentes y en ciertos sectores de la sociedad o en culturas enraizadas. A partir de esta premisa, investigadores del Centro de Estudios del Estrés Humano de la Universidad de Montreal (Canadá) procedieron a analizar las consecuensias físicas y biológicas de salir del armario. A través de muestras de orina, sangre y saliva recogidas de un total de 87 hombres y mujeres-entre ellos, 46 homosexuales y bisexuales y 41 heterosexuales-buscaron los niveles de cortisol, una hormona esteroidea producida por la glándula suprarrenal y reflejo fisiológico del estrés crónico. Lo mismo sucedió con una veintena más de biomarcadores, como los niveles de insulina, azúcar, colesterol, presión arterial y adrenalina. El resultado mostró que las lesbianas, gays y bisexuales que eran sinceros en su entorno con respeto a su sexualidad mostraban menos signos de ansiedad, depresión y fatiga (fruto del cinismo, la escasa realización personal o el cansancio emocional). " El hecho de revelar la homosexualidad o bisexualidad puede ser beneficioso para la salud", explicó Robert-Paul Juster, autor principal del estudio.
Vyara desde la revista "Psychologies"