dimarts, 23 d’abril de 2013

Me muerdo el dedo mi arma que tengo

No me comprendo al mismo momento,
que tengo seguro...
que yá no quiero.
voy despacito, voy caminando,
por tus recuerdos mis malos tragos.
Sí soy sincero, me muero a tu lado.
Me subiría al cielo, por una cuerda floja.
Agarrado de la mano, de tus sentimientos.
abrazado a tu cintura.
Para verte desce el cielo, como cae la lluvia sobre tus caderas.

En la calle aprendí a luchar por ti.
A esconderme y sobrevivir
En la calle aprendí a llorar poe mí.
A esconderme solo junto a ti.
En la calle aprendí a luchar po ti.
A encontrar de todo y nada a la vez.
En la vida te vi pasar solo una  vez por tu ventana.

Solo una llamada, con eso me basta, me agarro al recuerdo,
que deja el vacio que cubre mi cama, no pienso
en momentos que malos recuerdos,
invadanan mis sueños.
Terrible renencuentro que cuentan los cuentos.
Mayor descontento que tengo por dentro.
sole