dimarts, 8 de setembre de 2015

SEPTIEMBRE SEGUNDA PRIMAVERA

Nuestro refrán de cabecera lo dice bien claro: mayo y septiembre son hermanos. Desde luego, en este mes, con el otoño lamando a la puerta, no van a llenarse las campiñas de flores y más flores. Pero no te pierdas las achicorias, olivardas, malvas reales y otras muchas flores silvestres que aparecen exactamente ahora y que te obligan a girar la vista a manchas increíbles de color. Del mismo modo, en septiembre no puedes acceder a las flores estivales (petunias, tagetes, cosmos...,) que ya no cumplirían su ciclo vegetativo y florífero, pero no tendrías perdón si no hecharas mano de las especies de día corto que florecen cuando los días empiezan a menguar de forma escandalosa y las noches empiezan a hacerse eternas. Nos estamos refiriendo a crisantemos, dalias, celosías, amarantos, nardos... septiembre es el mes de todos los comienzos. Es el inicio del curso y del año, aunque existe otro inicio el 1 de enero. En septiembre todos los propósitos pueden cumplirse y las mayores ilusiones deben figurar en tu lista de acciones. QUE PASA AHORA EN TU JARDÍN Los macizos de coronados. Las flores anuales de floración estibval ya van pidiendo un relevo. Petunias, banderillas o tagetes van mostrando demasiadas flores marchitas y lo mejor será reemplazar sus macizos con, por ejemplo coronados (callistephus chinesis) y sus tardias flores dobles, presentes hasta la segunda mitad del otoño. LOS ENJAMBRES VIAJEROS Si uno de estos enjambres nómadas de deliciosas abejas viajeras visita tu jardín alégrate por que lo han elegido como estación de paso al contar con flores, frescor y cobijo..., pero llama a los bomberos para que lo retiren y se lo cedan a un apicultor. LAS CALAS DEL ESTANQUE. A la sombra, en la ribera del estanque, con sus recipientes semisumergidos, las calas (zantedeschia aethiopica,) consiguen gran exuberancia con sus hojas grandes y sus fores acampanadas de tercio pelo.


Font de mi jardín        NATIVITAT