dimarts, 15 de setembre de 2015

DALIA BELLEZA A RAUDALES

La verdad es que Cristóbal Colón no tuvo conciencia de que descubriendo América había descubierto la dalia, pero buena será regla nemotécnica para recordar que esta enorme margarita (familia Asteráceas) es americana y se trajo a España al final de las luces (XVII)....¡ para hacer ensaladas!, ya que en su Mexico natal ( la dalia es la flor nacional mexicana ) se empleaba como alimento del dia a dia. Exactamente fue el botánico Cavanilles, jardinero real de Madrid, quien se trajo esta delicia bajo el brazo e incluso le puso nombre ( Dahlia ) en honor a su amigo, el botánico danés Dhal.
Yo no sé si algún europeo habrá degustado alguna vez las raíces de la dalia ( es su parte comestible ), pero lo cierto es que a partir de que Dhal se la llevó al norte, su popularidad crecíó y se extendio como la pólvora, hasta el punto de figurar entre las flores victoriana más populares. En España el éxito daliano tuvo que esperar a que Fernando VII, " el rey Felón", soltara su yugo de miseria e incultura (el buen señor no permitió la Universidad ni el romanticismo, fomentando las corridas de toros y la inquisición) y que fuera su hija Isabel II quien permitiera entrar esos jardines isabelinos tan coquetos y deliciosos.
En dos siglos de cultivo europeo, pocas flores han sido tan seleccionadas hasta convertirse en una de las especies ornamentales que ofrece mayor diversidad de tamaños, formas y clorido de las corolas. Su utilización tiene tres patas: 1 ) para macizo de bulbosas, 2 ) para macizo de anuales en el jardín y 3 ) para flor cortada.

Font de mi jardín               NATIVITAT