dimarts, 15 d’octubre de 2013

LA CRISIS ECONÓMICA


     Las sociedades preindustriales sufrían crisis económicas que eran causadas por la evolución de las cosechas. Una mala cosecha solía traer consigo una crisis de subsistencia. La industrialización no supuso el final de las crisis económicas, pero las desvinculó de las variaciones en la producción agraria.
     Debido al avance de los transportes, en los países en los que aumentó la industrialización se acabaron las crisis de subsistencia vinculadas a la evolución de la agricultura. Aun así, desde sus inicios, el capitalismo industrial ha funcionado cíclicamente y en su evolución no ha podido evitar las recesiones ni las depresiones económicas.
     Los ciclos de recesión no tienen siempre la misma duración ni intensidad ni gravedad. La salida de situaciones de depresión y recesión en un ciclo largo va a suponer cambios en la estructura económica y en la forma de entender la economía como disciplina.
     La crisis económica actual va a ser el resultado de un modelo, surgido en los ochenta, basado en la creencia de que el mercado es el mecanismo más eficiente de asignación de recuros, y en el que el Estado debe de intervenir lo mínimo.
     La desregularización, la privatización, el auge de las finanzas y la globalización son los rasgos que van a determinar el funcionamiento de la economía en las últimas décadas. Las consecuencias serán una mayor desigualdad en prácticamente todos los países desarrollados, que son los que habían conseguido avanzar más en una mayor igualdad  no solamente en rentas, sino también en derechos y oportunidades en el período de expansión de posguerra.

Pedro.
Fuente: "TEMAS para el debate".