dimarts, 21 de maig de 2013

La isla Wrangel, un paraíso siberiano.



     En la actualidad la  isla Wrangel es una de las reservas naturales más restringidas y menos frecuentadas del planete, un lugar cuya visita exige varios permisos del gobierno y al que solo se puede acceder en helicóptero o con un rompehielos en verano.
     La isla Wrangel fue declarada santuario natural gestionado por el Gobierno de la Federación Rusa en 1976, y continua siendo una de las áreas naturales protegidas más remotas y gélidas de Rusia. Esta isla, a pesar de la dureza del clima, o gracias a él, alberga una increíble variedad de flora y fauna. Es el mayor terreno de cría del oso polar. Debido a la inestabilidad del hielo marino causada por el cambio climático, estos últimos años muchos osos polares han buscado refugio en la isla también en verano. Esta isla también acoge la mayor población del mundo de morsas del Pacífico y la única colonia de nidificación del ánsar nival que existe en Asia. También alberga búhos nivales, bueyes almizcleros, zorros árticos, renos  e inmensas poblaciones de lemmings y aves marionas.
     Los paleontólogos creen que Wrangel es también el último territorio donde vivió el mamut lanudo, más de 6000 años despueés de que las poblaciones de mamuts se extinguieran en otras zonas.
     Los animales árticos han prosperado en Wrangel desde hace mucho tiempo, pero no puede decirse lo mismo de los humanos.
     No fue hasta agosto de 1881 cuando una expedición estadounidense a bordo de un vapor puso pie en Wrangel y pudo probar su existencia.

Pedro.
Fuente: "National Geographic".