dimarts, 10 d’abril de 2012



LOS FLAMENCOS: AVES DE PASO

     El flamenco del Caribe, pájaro con patas muy largas, tobillos nudosos, cuello largo y un gran pico, al reunir todas esta características ello le permite vivir y prosperar en salinas y humedales costeros. Con su pico en forma de gancho reúne trozos de barro para fabricar su nido. Con las laminillas del interior del pico puede filtrar el agua que contiene pequeños crustáceos, moluscos, insectos y vegetación acuática. Por muy familiares que nos parezcan, aun desconocemos muchas cosas sobre los flamencos. No se ha podido dar todavía una explicación sobre algunos de sus comportamientos, como el de que se queden de pie sobre una sola pata. Tampoco se puede estimar un recuento de sus poblaciones, porque viven en terrenos de difícil acceso y migran muy a menudo.
     Sabemos en cambio que los flamencos viven en libertad en grandes bandadas, tienden a agruparse y son muy fieles al grupo. Los machos a veces se agrupan para interpretar juntos danzas de apareamiento, los progenitores cuidan los pollos con mucha atención. Cuando hay peligro se mueven a veces juntándose más de mil por bien de su supervivencia.
Pedro
Fuente: "National Geographic".