dimarts, 13 de gener de 2015

EL CACTUS DE NAVIDAD

El cactus de Navidad (Schlumbergerasps.) es originario de las selvas tropicales del Brasil. Aunque la mayoria de las Cactáceas provienen de lugares secos, éste prospera en las selvas húmedas, anclados sobre los propios árboles. ¿Y en casa? Tambien hay que cuidarlo de forma diferente que a los demás cactus. Necesita abundante luz, sin sol directo. En verano, cuando es aconsejable sacarlo a la terraza, ponlo a la sombra. Dentro, cerca de una ventana con cortina, para protegerlo del sol directo. En cuanto al riego, exige más agua que los cactus normales, pero evita que se acumule en exceso en la maceta, ya que no soporta el encharcamiento. Mientras esté en flor, riégalo dos veces a la semana: cuando no, una vez. En cualquier caso, tampoco es recomendable que el sustrato llegue a secarse del todo entre los riegos. Te aconsejamos que uses agua calcárea. Para favorecer la floración puedes aplicar un abono rico en fósforo y potasio, y si lo notas, decaido, añade al agua de riego hierro en forma de quelatos. NO LO MUEVAS SI ESTÁ EN FLOR Es importante que en cuando se formen las yemas, no muevas la planta, ni la gires, y que la mantengas alejada de corrientes de aire. En caso contrario, la floración se resentirá. El cactus de Navidad crece lentamente, así que no es necesario el trasplante, salvo que veas que el recipiente se ha quedado pequeño. En este casio, hazlo siempre en primavera y usando un sustrato muy poroso para que drene bien. De esta forma, evitarás los encharcamientos, tan temidos por esta planta, porque producen hongos y la pudrición de la base. Schulmbergera truncata, la variedad más extendida, presenta tallos planos y dentados que parecen hojas y flores tubulares que varían del blanco al rojo pasando por el rosa y el lila. Su porte es colgante, así que resulta perfecto para cultivar sobre una estanteria. Font: de mi jardín NATIVITAT
Cactus de Navidad, Cactus de Pascua de Resurrección