dimarts, 12 de novembre de 2013

Noticias interesantes sobre animales

Gatos negros, suerte y alergias

Sabemos que atribuir la mala suerte al hecho de cruzarse con un gato negro carece de sustento y es solo una superstición, pero un estudio científico del Long Island College Hospital de Nueva York (EE.UU) reveló que estos felinos sí pueden afectar negativamente a las personas alérgicas. Según el estuduio dado a conocer en la revista "Annals of Allergy, Asthma and Inmunology", los investigadores observaron que los gatos de pelaje oscuro provocan más estornudos y problemas respiratorios a los pacientes con alergia que los de color claro. Según los autores, se debe a que producen más cantidad de una substancia en su piel. su saliva y sus glándulas subáceas, la proteína fel d1, que causa los síntomas de la alergia.


El mono con mirada humana 
Con una mirada que parece human, el tímido mono Lesula (Cercopithecus lomamiensis) puede ser considerado sin duda el animal más sorprendente descubierto en el último año. Habita en los bosques tropicales del centro de la República Democrática del Congo, se mueve tanto en el suelo como los árboles y sobrevive gracias a una dieta que contiene vegetación herbácea terrestre. Más fácil de escuchar que de ser vistos, estos monos organizan un coro durante el amanecer. Aunque los bosques donde viven son remotos, la especie es cazada por los nativos y su estado de conservación es vulnerable. Se trata de la segunda especie de un mono africano hallado en los últimos veintiocho años.

Un tipo de hormiga precide terremotos

Un tipo de hormiga roja europea es capaz de sentir con antelación la llegada de terremotos, algo que podría ayudar a predecir los sismos, según un estudio realizado por investigadores alemanes. "Las hormigas rojas tienen una rutina similar a los humanos, pues por el día están activas y por la noche descansan", explicó Gabriele Berberich, de la Universidad de Duisburg-Essen, en una rueda de prensa en Viena durante la Assamblea de la Unión de Geociencias. Pero antes de la llegada de un seísmo, la hormiga roja de la madera ("formica polyctena"), que tiene su hábitat en bosques, cambia sus costumbres al interrumpir su fase de descanso nocturno y no retoma su actividad habitual hasta que pasa el terremoto, añadió. Estos insectos construyen sus hormigueros en sistemas de fallas tectónicas activas, y por tanto, en zonas porpensas a terremotos.

Vyara desde la revista "Pelo Pico Pata"