dimarts, 12 de juliol de 2016

Sensación

En los atardeceres azules de verano
iré por los senderos,
picoteando por el trigo,
a pisar la hierba menuda:
soñador, sentiré su frescura bajo mis pies.
Dejaré que el viento bañe mi cabeza desnuda.
No hablaré ni pensaré nada,
pero el amor infinito ascenderá en mi alma,
e iré lejos, muy lejos, igual que un bohemio,
por la Naturaleza, feliz como junto a una mujer.

                                                 Arthur Rimbaud, escribió versos siendo un niño.
su inspiración poética parte de la experienca sensorial de la realidad, como en este poema, donde describe las inolvidables sensaciones de las tardes de verano.