dimarts, 14 de juliol de 2015

Drones para selfies

La fiebre por hacerse autofotos, la de los drones y la de las cámaras activas se une ahora en una nueva tendencia que, sinceramente, da un poco de miedo. Se trata los drones especialmente pensados para seguirnos y captar cada paso que demos. El precursor de esta moda es Lilly, un dron equipado con una cámara al estilo GoPro  (12 Mpx, 1080p y 60 fps) que sigue a su usuario con un rastreador GPS en la muñeca, garcias al cual detecta todos sus movimientos. Además de no perderse nada de lo que hagas, se acercará o alejará según el movimiento y la actividad que estés realizando. Para activarlo solo hay que lanzarlo al aire, y para pedirle que aterrice, pulsar un botón en la pulsera de control. Fabricado por Lilly Robotics, no estará a la venta hasta febrero de 2016, pero ya puedes encargarlo en www.lily.camera  desde 475 €. Hasta entonces, hay algunos modelos en el mercado que, aunque no están pensados para eso como el Lilly, pueden permitirnos hacernos selfies aéreos. Más de andar por la casa es el Parrot Bebop (www.parrot.com, 499 €) y otro algo más profesional, el Phantom 3 (www.dji.com, 1.099 €).

Curiosidad: En el año 1839 el fotógrado Robert Cornelius se hizo el primer selfie de la historia.
8 fotos se toman de media antes de publicar un selfie en las redes.

Phantom 3
Fabricado por los chinos de DJI, este es su primer modelo para todos los públicos. Tiene una cámara 4K y se controla con una app de iOS y Android.
Phantom 2 Vision + (l) and Phantom 3 Pro (r)

Parrot Bebop
El último dron del fabricante francés tiene conexión WiFi y puede manejarse  con un mando o usando el teléfono móvil. Tiene una cámara de 14 megapixeles parecida a la Sony Action Cam.


Lilly
Su localizador de pulsera, además de nuestra posición, informa al dron de nuestra velocidad y trayectoria gracias a su acelerómetro y sensores de posición.


Nixie
Desarrollado por investigadores de la Universidad de Stanford, este dron se lleva en la muñeca a modo de pulsera, desde donde puedes soltarlo en cualquier momento para que te retrate.


Desde la revista "Quo" Vyara