dimarts, 3 de març de 2015

PRIMULA Y SUS CUIDADOS BASICOS

1/ LA PLANTACIÓN invierno Así de categóricos nos ponemos a la hora de decidir en qué momento plantar las primulas en el jardín. Puedes ponerlas en diciembre y enero para contar con flores en invierno. Y en febrero y marzo para que se desplieguen las corlas en primavera. No realices el trabajo en dias frios, con heladas nocturnas, y mantén acolchado el suelo. 2/ LE GUSTA LA SOMBRA No tendrás ningún problema para cultivar tus primulas a la sombra completa de, por ejemplo, el ala norte de tu casa. También está asegurado el éxito si las plantas en sombras del jardín producidas por árboles o arbustos. Si el area de plantación tiene sol, que sea el de la mañana, es mucho menos peligroso que el de la tarde.
3/ EL TERRENO  Ante todo, materia orgánica. La felicidad de las prímulas se encuentra en proporción directa a la cantidad de materia orgánica  en el terreno. Una mezcla al cincuenta por ciento de tierra vegetal y mantillo de hojas resultará ideal para nuestra protasgonista. También es importante el correcto drenaje de la zona, para évitar hongos de encharcamiento en los delicados cogollos.
4/ EL RIEGO  Que no falte ..... ni sobre
No dejes nunca las prímulas en seco. Fijate, ellas tienen hojas enormes, cada una tan grande como la plantita entera. Es como si un árbol tuviera hojas de varios metros de longitud....y eso hay que mantenerlo turgente a base de agua. Eso sí, que no sobre para que no se originen pudriciones y sobrevengan sus enemigos acérrimos, los caracoles.
5/ LA MULTIPLICACIÓN   Siembra otoñal
Como buenas bienales, a las prímulas hay que sembrarlas en el año anterior para que florezcan en éste. El momento ideal es a principios de otoño, para que nazcan y crezcan potentes hasta los frios, despue´s, legará la parada invernal para florecer con belleza y fuerza en los primeros dias soleados y del alivio termico.


Font de mi jardín        NATIVITAT