dimarts, 28 de gener de 2014

LOS MATERIALES EXTREMOS





     Tomás Palacios Gutiérrez, ingeniero en Telecomunicaciones nacido den Jaén y formado en Madrid investiga las posibles aplicaciones de los prometedores materiales extremos. Actualmente Tomás Palacios imparte clases en el instituto tecnológico de Massachussets (MIT).
     El hallazgo de los metales -el cobre, el bronce y el hierro, en este orden- transformó las sociedades humanas hace más de 4000 años. Ahora este investigador, Tomás Gutiérrez , está convencido de que nos hallamos ante el comienzo de una nueva era: la de los materiales extremos, compuestos casi de ensueño que permiten ampliar los límites de la electrónica y las comuinicaciones. Esta revolución hará el mundo más inteligente cuando se superen las limitaciones del acero, el silicio o el aluminio. Y la gran esperanza es el grafeno. Una de las limitaciones que se encuentran ahora las compañías aeroespaciales es aligerar el peso de los aviones. Actualmente se construyen los aviones con unos materiales que no son buenos conductores, aunque sean ligeros, y si vas en un avión y cae un rayo, hace falta dirigir la corriente a tierra de manera segura. Por ello hay interés en modificar esos materiales.
     Por otra parte, en electrónica, para que aumente la velocidad de los microprocesadores se deben miniaturizar los transistores, que funcionan como diminutos interruptores de la electricidad. El principal problema radica en acortar su tamaño vertical. cuando esto se hace sus propiedades se degradan: los electrones no viajan a la misma velocidad. Para solucionarlo, se está trabajando en materiales de dos dimensiones. Y entre ellos está el grafeno. Ahora esto se intenta aplicar a las pantallas de televisión o a los paneles solares.

Pedro.
Fuente: "Muy Interesante".