dimarts, 17 de setembre de 2013

Cultivar la paz interior

Si algo anhelamos por encima de todo,
eso es la paz.
El fin de de la lucha y la resistencia, del dilema y la confusinón,
rinde frutos luminosos, aunque a menudo no sea fácil alcanzalos.

Una luz tenue.

A veces, nos setimos agobiados y necesitamos
un poco de calma, basta con apagar simplemente
la luz eléctrica de la casay en encender unas velas.
La paz se vuelve entonces algo más cercano.

Decimos  que le paz o un mínimo de ella es necesaria para que las cosas
merezcan ser vividas.Otorga la posibilidad de disfrutar, de entender ,
de emocionarno con las pequeñas y grandes maravillas que de continuo
surgen a nuestro alrededor.

sole