dimarts, 8 de juliol de 2014

LA INDUSTRIA DE LO SOBRANTE

En 1945 los señores Bich y Bouffard decidieron fundar una nueva empresa. Lo hicieron en el distrito Clichy de la ciudad de París. En ese distrito se encuentra el origen de una manera de entender el mundo y las ventas de la época. Los bolígrafos Bic tuvieron un hermano gemelo en Argentina. Allí vivió durante 86 años el ingeniero húngaro Ladislao Biró, que fué probablemente el primer inventor del llamado bolígrafo, que en Argentina se le llama biró. El bolígrafo ha tenido una gran capacidad de escritura y una gran estabilidad en su precio. Casi nadie ha llegado a gastar toda la tinta de un bolígrafo, antes de agotarse, los bolígrafos suelen perderse y pasar de bolsillo a bolsillo. Algo parecido sucede con los encendedores de plástico, muchos también de la casa Bic. La familia Bic o los herederos del señor Biró pueden continuar seguros de sí mismos y de sus empresas. En verdad, se escribe más bien poco, pero en los tiempos que vivimos muchas vecen sobran palabras y falta el tiempo para otras cosas. Pedro. Fuente: "EL PERIÓDICO".