dimarts, 11 de desembre de 2012

Preguntas y respuestas

¿Qué diferencia hay entre cerveza lager y ale?

Las de tipo ale fermentan en la superficie del líquido. En cambio, las lager-como la artesanar y exquisita Alhambra Reserva 1925-son cervezas de fermentación baja. Esto quiere decir que dicho proceso se produce en condiciones más lentas gracias al empleo de levaduras especiales. Por esta razón, las lager tienen un sabor más acentuado y una espuma consistente, y se prestan a tomarse más frías.

¿Cuántas neuronas tenemos?

Unos 86.000 miliones, por término medio. Los humanos superamos con creces a los demás primates en número de células nerviosas-los gorilas tienen 33.000 miliones y los chimpancés, 28.000 miliones-. Según un estudiode la Universidad Federal del Rio de Jeneiro, el hecho de que el Homo erectus empezara a cocinar los elementos, hace 1,8 miliones de años, aceleró el crecimiento celebrar, gracias al ahorro de energía que eso supone a la hora d digerir y absorber las calorías.

¿Se puede llevar el viento?

Podría darse el caso si al velocidad del viento superara los 150 km/h. Así se deduce de las pruebas realizadas en un simulador de caída libre, consistente en un tubo cilíndrico por el cual se lanza desde abajo un chorro de aire cuya intensidad va aumentando progresivamente. A partir de los 140 km/h, un hombre de corpulencia media empieza a despegar del suelo, y los 150 km/h, volaría.

¿Hibernan todos los osos? 

Hssta ahora se pensaba que la condición de permanecer semidormidos en la época más fría del año, cuando el alimento es un poco eccesible, era común en todos los osos. Sin embargo. datos recientes apuntan que algunas especies de Ursus, o los de ciertas zonas concretas, no hibernan. Ya en 2006, naturalistas españoles de la Fundación Oso PArdo (FOP), que contrrolan la población de 130 ejemplares de la cordillera Cantábrica, habían detectado que las osas co crías nos e encerraban a hibernar- capacidad que implica regurar la temperatura corporal y reducir el metabolismo y la frecuencia respiretoria al mímimo para conservar la energía-. Pero con invierno suaves, a las hembras les compensa "salir a buscar comida cuando hay poca nieve", según Guillermo Palomero, presidente de esa fundación. La duda es si siempre se habían dado este tipo de casos o si hay un cambio de habitos por el calentamiento global. Así, el pasado invierno de 2011, científicos de las universidades estadounidenses Cornell y New York State vieron que osos  de diversas regiones del país habían salido de su letargo con meses de adelanto por las altas temperaturas.

 Desde la revista "Muy interesante"
Vyara